Los profesionales de TI saben que una raíz de confianza es la base de una estrategia de seguridad efectiva. La tecnología AMD GuardMI ofrece protección desde el encendido hasta el apagado con un coprocesador de seguridad poderoso dentro de cada CPU AMD Ryzen™ PRO. Ya sea que se utilice virtualización o arranque, DRM o TPM, las capacidades de nuestro motor aislado independiente minimizan los vectores de ataque disponibles para los agentes maliciosos.

Secure Memory icon with Lock

Cifrado de memoria seguro y transparente:

Se ofrece cifrado de DRAM independiente de las aplicaciones y del sistema operativo sin necesidad de modificar el software. El cifrado de memoria seguro y transparente suma otra línea de defensa contra los ataques físicos sofisticados.

Secure Boot Process

Arranque seguro:

Cuando se utiliza el arranque seguro de AMD Secure Processor, el equipo solo arranca con software de BIOS que sea de confianza para el fabricante del equipo. Con el arranque seguro, se obtiene seguridad desde el encendido y se defiende al equipo antes de que las amenazas puedan atacar el sistema.

Habilitación de aplicaciones de confianza:

AMD Secure Processor funciona en un entorno de ejecución de confianza aparte y es un subsistema de seguridad dedicado con el que Ryzen™ PRO puede ejecutar diversas características de seguridad de AMD y de terceros. Como se rigen por los enfoques estándar de la industria, estas aplicaciones de confianza basadas en una raíz de confianza de hardware aumentan la seguridad y permiten que los fabricantes de equipos originales creen soluciones de seguridad personalizadas. Las aplicaciones de confianza Ryzen™ PRO incluyen compatibilidad con el módulo de plataforma segura basado en firmware (fTPM).

GuardMI secure Production Environment Icon

Entorno de producción seguro:

La seguridad requiere que los sistemas, las plataformas y los productos se instalen y se configuren correctamente en el momento de la producción. Se debe verificar que el firmware sea el correcto y se debe ejecutar una serie de verificaciones de producción para garantizar que todos los elementos de seguridad se hayan establecido correctamente antes de salir de las instalaciones del fabricante de equipos originales. La seguridad debe comenzar en la producción.